30/08/2016

Logopedia, Lenguaje y Lectura- Escritura

En Enclave evaluamos y tratamos las dificultades (problemas, disfunciones o retrasos) relacionadas con el lenguaje, con la comunicación, con el habla o con la voz. También trabajamos de manera específica las dificultades en lectura/ escritura.

A continuación, mostramos las líneas principales de nuestro planteamiento en lenguaje y logopedia desde los 2 años y medio y te invitamos a pedir una cita sin compromiso y gratuita para conocernos personalmente.

 


¿Qué problemas tratáis?

Cuando los padres, maestros o el pediatra observan un retraso del lenguaje en el niño/a, éste puede estar relacionado con diversos aspectos que responden a los cuatro grandes bloques del lenguaje: fonética- fonología, morfosintaxis, semántica y pragmática.

  • Retraso del lenguaje
  • Retraso (o trastorno) fonológico
  • Dislalias
  • Trastorno Específico del Lenguaje (TEL o disuasivas)
  • Tartamudez (disfluencias)
  • Disglosia
  • Deglución disfuncional 
  • Disartria
  • Dispraxias
  • Terapia miofuncional

Quiero ver si me podéis ayudar, ¿Cómo tengo que hacer? 

Partimos de una primera entrevista gratuita y sin compromiso con los padres  (no es necesario que venga el niño/a) en la que recogemos toda la información relevante sobre el desarrollo del niño/a, y profundizamos en cómo es su lenguaje, para poder valorar conjuntamente cuál es la mejor opción de evaluación y/o intervención.


Y después, ¿Qué opciones hay?

Al finalizar la primera entrevista se puede plantear una de las siguientes posibilidades:

  • Evaluación: en función del tipo de la demanda de los padres, se realizan distintos tipos de evaluaciones, atendiendo más a los aspectos neurolingüísticos (evaluación neurolingüística) o a los aspectos articulatorios y morfológicos (evaluación logopédica). 
  • Asesoramiento familiar y/o escolar: puede ser suficiente que se tenga que hacer una intervención con los padres y/o con los tutores. El proceso normal serían algunas sesiones semanales o quincenales en las que ir aprendiendo pautas, ejercicios y juegos para que mejore el lenguaje del niño.  
  • Tratamiento con el niño o niña, que asistirá una o dos veces en semana, con un logopeda o profesional especializado en lenguaje.

¿Cómo son las evaluaciones?

Evaluación del lenguaje (neurolingüística)

Cuando los padres y/o el colegio observa un retraso del lenguaje importante en el niño.

¿Qué se evalúa?

Se evalúan todos los procesos que neurolingüísticos que intervienen en el lenguaje (comprensión y expresión), la pragmática del lenguaje, la articulación de lenguaje y la capacidad general cognitiva.

¿Cómo se evalúa?

Se realiza en aproximadamente dos horas y media, durante una o dos mañanas, dependiendo de la edad  y las características del niño/a. Durante la realización de las pruebas no es necesario que el niño o la niña esté acompañado, es posible dejarle y recogerle más tarde. Posteriormente, se concierta otra sesión con los padres en la que se les entrega y explica detalladamente un informe con los resultados y, si es necesario, una propuesta de intervención. 

Evaluación logopédica (articulación):

Cuando el niño tiene dificultad en pronunciar alguno o varios sonidos y, debido a ello, cuesta entenderle cuando habla.

¿Qué se evalúa?

Se evalúan, a través de la observación del lenguaje espontáneo durante el juego, los aspectos básicos del lenguaje relacionados con la comunicación y la expresión. Se realiza un examen del aparato fonoarticulatorio y miofuncional. Se evalúan los aspectos fonéticos y fonológicos de su lenguaje.

¿Cómo se evalúa?

Durante una hora aproximadamente, con el niño (al comienzo también con el padre o la madre cuando son pequeños). Previamente, se tiene una breve entrevista con los padres. 

Evaluación de la lectura y la escritura:

¿Qué se evalúa?

Hacemos evaluaciones específicas, que nos permiten conocer:

  • El nivel en el que se sitúa el niño en relación a la media de su curso escolar, en lectura (exactitud, mecánica y comprensión lectora) y en escritura (decodificación grafema- fonema, ortografía natural, ortografía arbitraria y grafía).
  • Procesos básicos relacionados con la lectura y escritura, desde el procesamiento neurolingüístico y desde el procesamiento perceptivo.
  • Capacidad intelectual global (Verbal y No Verbal).
  • Lateralidad.

Estos datos nos permiten realizar un posible diagnóstico sobre sus dificultades y obtener una medida base para intervención específica en lectura y escritura. En algunos casos se determina que es necesario completar la información con una evaluación neuropsicológica.

¿Cómo se evalúa?

Después de una primera entrevista con los padres, se programa una sesión de una mañana (2,5 horas) con el niño/a. En una reunión posterior con los padres, se entrega y explica el informe, con una posible propuesta de intervención.

 


¿Cómo son los tratamientos?

Existen distintos tipos de tratamientos dependiendo de las necesidades que existan:

Asesoramiento a padres 

¿Cómo son las sesiones? 

El proceso normal serían algunas sesiones semanales o quincenales en las que ir aprendiendo pautas, ejercicios y juegos para que mejore el lenguaje del niño. Las sesiones suelen ser de 55 minutos. 

Tratamiento con el niño o niña

Cuando existen problemas, retrasos o disfunciones en el lenguaje, en la comunicación, en el habla o en la voz. Cuando un niño o niña tiene un retraso en el lenguaje, un retraso fonológico, dislalias, trastorno específico del lenguaje (TEL), tartamudez (disfemia), disglosia o deglución disfuncional. También cuando existen dificultades en la lectura y escritura.

¿Cómo se trabaja?

Se trabaja con el niño/a a desde un enfoque logopédico, miofuncional o neurolingüístico en función del tipo de problema. El enfoque es lúdico, a través de los juegos y ejercicios que programamos, vamos cubriendo nuestros objetivos. A veces, los padres participan en la sesión o dedicamos periódicamente un tiempo exclusivo a los padres para pautar y establecer comunicación más fluida sobre el niño/a. Las terapia suele ser individual, aunque en algunos casos o en algunos momentos es más beneficioso trabajar en pareja o en pequeño grupo. Cuando las dificultades en la comunicación afectan a las relaciones sociales, se trabaja normalmente en grupos reducidos.

En la mayoría de las ocasiones, nos ponemos en contacto con el colegio para coordinar nuestros objetivos, obtener información y/o proporcionar pautas.

La intervención en dificultades en lectura y escritura es realizada por psicólogos, psicopedagogos o logopedas especializados en dificultades en la lectura y escritura. El planteamiento integra siempre las variables perceptivas, neurolingüísticas, neuropsicológicas y/o grafomotoras que pueden estar implicadas en este tipo de dificultades.

Es fundamental cuidar y mejorar la autoestima y la motivación del niño/a en la lectura y la escritura. Por ello, el planteamiento suele ser lúdico y funcional. Igualmente es fundamental la comunicación con el colegio y con la familia.

Los niños/as suelen acudir una o  dos veces por semana, dependiendo del tipo y grado de la dificultad. Las sesiones suelen ser de 45 minutos o de 1 hora, según la edad.